Notas: Hacia la sustentabilidad de la cultura

(Apuntes espontáneos tras leer el tuitdebate “Políticas públicas y sostenibilidad de la cultura libre”)

Cada vez se escucha con mayor fuerza e insistencia el clamor de la ciudadanía que pide una cultura libre. Y más aún, dentro de estas manifestaciones ha comenzado a hacerse repetitivo el concepto de “sustentabilidad”.

Mencionamos esto porque nos parece clave abordarlo para obtener luces de la viabilidad real de una cultura para todos.

Entenderemos sustentabilidad como la capacidad que tiene un individuo, empresa, grupo, etc, de mantener y ver fructiferar su actividad por sí mismo (es decir, sin ayuda de terceros) sin agotar sus recursos.

Pues bien, la sustentabilidad de la cultura implicaría que el quehacer de investigadores y artistas fuese no sólo resultado de su labor creativa sino que además se articulara como un caldo nutritivo de nuevas propuestas (tanto en lo estético como en su factibilidad de su realización.   Y por otro lado, que la distribución de los bienes culturales sea llevada a cabo sin que eso implique la desaparición de alguno se elementos constituyentes.

***

 

Perfectamente, un gobierno podría diseñar un método que garantizara la creación de obras por parte de artistas de trayectoria; y, a su vez, insertar esta invención de nuevas creaciones en un camino formativo. Es decir, pintores, compositores, fotógrafos, bailarines etc de reconocida vocación artística tendrían la libertad de desarrollar proyectos de creación e investigación; especialmente, si dicha experiencia se ponen al servicio de la formación académica de creadores más jóvenes.

Fortalecer el vínculo que existe entre creación y educación permite que la cultura se fortalezca a sí misma.

***

La cultura libre necesita entonces, acceso libre e igualitario a la educación.

***

Como política pública concreta, el estado puede estimular trabajo de creación artística que declare su vocación pedagógica.

***

¿Y si se implementara un sistema de trueque entre los creadores e investigadores en el ámbito artístico cultural?

Digamos…el aprendiz genera obras a modo de reconocimiento del valor que tiene el aporte “poético” de un maestro.  Se intercambia enseñanza artística por obras en retribución.

***

Reconocer el papel que juega la educación en el proceso de distribución de cultura libre incita a proponer planes de cooperación bilaterales donde se ponga en acción un flujo de información y análisis de experiencias con creadores de otras latitudes.

 

***

Las energías renovables a nivel nivel cultural (es decir, las que están en la  base de la sustentabilidad de la cultura libre) son…las obras, las técnicas, las ideas, las concepciones poéticas, los diseños formales, los desarrollos experimentales.

Las políticas culturales habrán de salvaguardar el trabajo en base a estas energías renovables.

 

***

La biodegradación cultural se asocia al proceso de investigación y reflexión de experiencias artístico-culturales de otros creadores.

El principio de acción sería “no sólo dejar que ello ocurra, sino facilitarlo, estimularlo, incitarlo.

***

 

Cultura libre sostenible y sustentable…educación comprometida, conciente, reflexiva.

Anuncios

Un pensamiento en “Notas: Hacia la sustentabilidad de la cultura”

  1. Sin dudas que la educación es un ladrillo de la sustentabilidad cultural: cantera de nuevos públicos y de nuevos artistas. Para facilitar la formación cultural, la reproducción de los oficios y conocimientos necesarios, y fomentar además la renovación, es fundamental generar dinámicas más abiertas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s